El auge de la Slow Fashion en moda baño

Patricia Lledó
de
Patricia Lledó
05/11/2019
Compartir en Facebook Compartir en Twitter
El auge de la Slow Fashion en moda baño

El concepto Slow Fashion ha irrumpido en nuestra sociedad como un vendaval. Los consumidores nos hemos vuelto más conscientes. Más comprometidos con el medio ambiente. Antes solo nos importaba la parte estética, los diseños, los estampados, los colores… pero ahora vamos más allá. También nos preocupamos del cómo, del dónde o del con qué están confeccionadas las prendas que compramos. Exigimos conocer el ADN de las marcas, su filosofía o el compromiso que están adquiriendo con nuestro planeta.

Esta tendencia está condicionando a muchas empresas. Unas están modificando la calidad de sus tejidos, la procedencia de sus proveedores o las acciones de responsabilidad social corporativa. Otras muchas ya estaban comprometidas con estas causas, pero es ahora cuando deciden comunicarlas de manera atractiva a sus consumidores.

Odeclas, una marca de bañadores y bikinis deportivos nacida en 2010, siempre ha optado por diseñar prendas de calidad y de larga duración, factores característicos de la llamada Slow Fashion. Desde sus inicios, ha luchado por diferenciarse del resto de marcas españolas de moda deportiva por recurrir a una confección exquisita y artesanal, colaborando con talleres catalanes especializados en corsetería y baño convencional.

Odeclas - Telas eco-sostenibles

Respecto a los tejidos, Odeclas confía en Vita de Carvico para confeccionar bikinis y mallas de mujer y los bañadores infantiles. Se trata de un tejido tecnológico sostenible de nylon regenerado ECONYL®. Es un hilo de nylon 100% reciclado a partir de desechos procedentes de redes de pescar, alfombras o tul rígido. En lugar de desecharse en un vertedero, estos materiales son reutilizados y convertidos, a través de un sofisticado y complejo proceso de descomposición, en ECONYL®.

Odeclas ha elegido este tipo de tejido para confeccionar gran parte de su colección. Es un tejido ecosostenible que ofrece una calidad premium garantizando las mismas características de rendimiento y calidad que los tejidos fabricados con poliamida estándar, pero sin utilizar materias no renovables de nuestro planeta.

 La Slow Fashion, además de promover la moda sostenible, también fomenta la compra de prendas de comercio justo, con una mayor calidad y exclusividad, en detrimento a prendas con precios más asequibles pero elaboradas mediante procesos de producción cuestionables y con materiales dañinos para el medio ambiente.

Piénsatelo dos veces antes de comprar un bañador o un bikini. Consume con cabeza y valorando el esfuerzo y compromiso que hay detrás de marcas como Odeclas.

 

Patricia Lledó

Patricia Lledó

Licenciada en comunicación audiovisual, periodista y experta en comunicación corporativa. Exnadadora profesional y nadadora master de aguas abiertas. Actualmente es responsable de marketing y comunicación de Odeclás.
Contacto: comunicacion@odeclassport.com
Te animamos a seguir a Patricia en sus perfiles sociales: 
Twitter: @pattylledo